EFECTO DE LAS HELADAS EN LA AGRICULTURA

Las heladas son eventos climáticos de gran preocupación en la actividad agrícola debido al potencial de pérdidas socioeconómicas que generan. Se considera como una helada cuando se registren temperaturas bajo los cero grados Celsius, ocasionando daño en el cultivo.

Las heladas en México

En el norte y centro de la República Mexicana, durante los meses fríos del año (noviembre-febrero), se presentan temperaturas menores de 0°C debido al ingreso de aire polar continental, generalmente seco, proveniente de Estados Unidos. Las heladas más intensas están asociadas al desplazamiento de las grandes masas polares que desde finales del otoño, se desplazan de norte a sur sobre el país.

El nivel de daño que sufra el cultivo dependerá de variados factores tales como la vulnerabilidad de la especie o variedad a bajas temperaturas, estado fenológico, intensidad de la helada, tiempo de exposición, ubicación geográfica, entre otros.

Aunque las heladas son un fenómeno recurrente, los cambios observados en la variabilidad climática en la última década hacen que ellas se estén produciendo en forma inesperada y en zonas donde no han ocurrido normalmente, lo que hace necesario implementar medidas de adaptación para nuevos escenarios climáticos, lo cual toma mayor importancia si se considera que en los últimos años se han observado algunas heladas que podemos denominar como catastróficas.

¿Por qué se produce daño en las plantas?

El daño por helada no se debe a la formación de hielo en el exterior de la planta. El daño se produce por cambios en el agua existente en los espacios intercelulares de los tejidos de la planta. En una helada ocurre formación de hielo en esos espacios, el cual extrae agua de las células, deshidratándolas o bien forma cristales internos que las rompen. Se llama temperatura crítica, a aquélla que comienza a generar determinados niveles de daño, lo cual depende de factores tales como el estado de desarrollo de los tejidos, especie, variedad, edad de la planta, ubicación en el predio y tiempo de exposición a la condición de helada. Por ejemplo, en vid una temperatura de cero grados es crítica cuando la planta se encuentra desde inicio de floración a fruto pequeño. Pero si la helada ocurre antes, cuando la planta se encuentra en brotación, la temperatura crítica oscila entre -2 y -4 °C. En el caso de ciruelo, en cambio, la temperatura crítica puede alcanzar a -2,5 °C cuando la planta se encuentra en inicio de brotación y hasta -6 °C cuando se encuentra en etapa de puntas verdes.

Ilustración 1. Daño ocasionado por una helada en el cultivo de uva.

Efectos de las heladas sobre los cultivos

El efecto de la helada sobre el cultivo dependerá, entre otros factores, de la especie y del estado de desarrollo en que se encuentre, siendo más sensibles las etapas desde botón floral hasta fruto pequeño. Por lo mismo es necesario considerar en forma muy cuidadosa la ubicación geográfica de las variedades más tempranas, donde los árboles o parras florecen antes, quedando así más susceptibles a una helada. También son importantes las condiciones propias del predio, donde se presenten distintas temperaturas mínimas en diferentes sitios, con menores temperaturas en los bajos y en las partes inferiores de laderas.

A continuación, se describen algunos de estos efectos.

Internos: Ruptura de las membranas de la célula por el crecimiento de cristales de hielo dentro del protoplasma (deshidratación).

Externos: Muerte de hojas y tallos tiernos, destrucción de un gran porcentaje de flores y frutos pequeños, e incluso la muerte total de la planta. La resistencia del cultivo a la helada depende de la etapa de desarrollo; ya que, es más resistente cuando se encuentra en el periodo de germinación, mientras que en la floración es mayor el daño.

Inmediatos: Sus efectos son la deshidratación y el rompimiento de la membrana.

Acumulativos: Si bien son causados por temperaturas bajas, no necesariamente a 0° C sino en periodos prolongados, provocando así el efecto de deshidratación en un tiempo de tres a cuatro días. Comúnmente se manifiesta con la intoxicación de la planta por las sales minerales cuando el fenómeno se repite.

Ilustración 2. Susceptibilidad de cultivos agrícolas al daño por heladas.

La protección de las plantas a las temperaturas de congelamiento puede no ser una técnica económicamente viable. Por lo tanto, además del conocimiento de la resistencia de las plantas, es primordial obtener una previsión estadística de la ocurrencia de bajas temperaturas.

Monitoreo y minimización del efecto de las heladas

Para minimizar el efecto de las heladas existen diversas técnicas cuyo éxito dependerá de su correcta aplicación y en el momento oportuno. No existe el método perfecto dado que en alguna situación su capacidad puede ser excedida frente a alguna helada en particular. Los métodos de control de heladas pueden ser clasificados en sistemas de control pasivos y sistemas de control activos. A continuación, explicaremos cada uno de ellos.

Ilustración 3. Sistemas de control para heladas

En la actualidad muchas de las necesidades de información se pueden satisfacer en mayor medida a través del conocimiento científico existente y las tecnologías de información. Una aplicación importante para la agricultura es el pronóstico de las condiciones meteorológicas futuras en el corto y mediano plazo, para apoyar la toma de decisiones de manejo, anticipar tareas o mitigar potenciales daños de los eventos atmosféricos, siendo las heladas uno de los fenómenos de alta preocupación.

En el mercado existen una variedad de equipos que se pueden utilizar para predecir las heladas en el lugar en específico donde se encuentran las producciones. Un ejemplo de ello son las ALERTAS DE HELADAS WATCHDOG de Spectrum Technologies con este tipo de alertas detecte las condiciones de heladas fácilmente en su huerto. Cuando la temperatura se acerca al punto de congelación, la luz LED de alta potencia (visible desde aproximadamente dos millas) cambia de color y frecuencia de destello para indicar las condiciones de temperatura de un vistazo.

Conoce más sobre las Alertas de Heladas de WatchDog

ALERTA VISUAL PARA HELADAS WATCHDOG 3430

ALERTA CELULAR PARA HELADAS WATCHDOG 3453

Bibliografía

ALIMENTACIÓN, O. D. (2010). Protección contra heladas: fundamentos, práctica y economía. Roma.

Desastres, C. N. (Agosto de 2007). Heladas. México.

FIA. (Noviembre de 2016). Heladas: Tipos, medidas de prevención y manejos posteriores al daño. Guia de uso del sitio. Chile.

M.C. Oscar Ulises Martínez Burciaga, M. M. (Noviembre de 2005). RIESGO DE HELADAS PARA LA AGRICULTURA EN LA REGIÓN SURESTE DEL ESTADO DE COAHUILA. Saltillo, Coahuila, Mexico.

ClimaNutrición vegetalRiego