¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES FISIOPATÍAS EN TOMATE?

Considerando la superficie dedicada a su cultivo y el valor de su producción, el tomate es la hortaliza número uno en el mundo. Es una planta arbustiva e indeterminada. Puede tener un ciclo de vida superior a un año, aunque se cultiva como anual.

Por tecnología de cultivo, el comportamiento de la superficie destinada a esta hortaliza es diferente en campo abierto y en agricultura protegida. En el primer caso, la superficie sembrada se redujo a una tasa promedio anual de 5.6 por ciento entre 2006 y 2016, al pasar de 65,431 a 36,855 hectáreas. La disminución de la superficie cultivada en esta modalidad de cultivo ha sido mayor en algunas entidades como Sinaloa, Veracruz, Nayarit y Baja California. Por otra parte, la superficie establecida con agricultura protegida (malla sombra e invernadero) pasó de 1,078 a 15,006 hectáreas en el período mencionado, es decir, creció a una tasa promedio anual de 30.1 por ciento. El cultivo en agricultura protegida se concentra en Sinaloa, Baja California y San Luis Potosí, aunque también ha adquirido mayor importancia en otras entidades como Jalisco, Coahuila, Sonora, Puebla, Baja California Sur, Guanajuato, Estado de México, Oaxaca y Querétaro.

Importancia de la agricultura protegida

El objetivo principal de la horticultura protegida debe ser contribuir al desarrollo productivo y económico de las regiones y del país, mediante la producción tecnificada de productos agrícolas con calidad, sanidad vegetal e inocuidad, siendo responsables ambiental y socialmente. Esto aporta un impulso a la competitividad, a la agregación de valor, y a la generación de divisas y empleos permanentes. En este sentido, las metas de esta actividad deben orientarse en mejorar la capacitación para hacer más eficientes los procesos y técnicas de producción: producir con altos estándares de calidad, proteger el medio ambiente y satisfacer las necesidades de los mercados.

Desórdenes fisiológicos en tomate

En fitopatología, las fisiopatías o desórdenes abióticos en las plantas son conocidas como enfermedades fisiológicas o enfermedades no infecciosas las cuales no se transmiten a otras plantas por contagio. Las fisiopatías son deformaciones de frutos, tallos y hojas causados por estrés de plantas en desarrollo debido a un medio ambiente desfavorable tanto en el campo como bajo invernaderos.

Los desórdenes abióticos en cultivos hortícolas pueden ser ocasionados también por otros factores como la irradiación (intensidad, fotoperiodo y calidad espectral), humedad, concentraciones de CO2, temperatura del sustrato, temperatura y movimiento del aire, así como la genética de la planta, un desbalance en nutrición, riegos irregulares y manejo inadecuado de algunas labores culturales en las plantas.

La pudrición apical en frutos de tomate (PAF)

La pudrición apical del fruto es uno de los desórdenes más comunes que se presentan en el cultivo de tomate (Lycopersicon esculentum L. Mill). Los factores como manejos inadecuados en fertilización, riegos irregulares y medio ambiente adverso pueden ser considerados cuando la pudrición apical del fruto aparece tanto en frutos verdes como maduros de tomate.

Causas que provocan la pudrición apical del fruto

La pudrición apical del fruto es causada por la insuficiencia de calcio en el desarrollo del fruto de tomate. Este desorden se presenta cuando las plantas están expuestas a riegos inconsistentes, es decir programas de riegos des-uniformes en cuanto a volumen de agua aplicada, períodos cortos de sequía y después riegos excesivos. Además, cantidades excesivas de nitrógeno y daños a las raíces por labores de cultivo realizadas muy cerca de la base de la planta predisponen la presencia de la pudrición apical.

Imagen 1. Pudrición apical del tomate

Decoloración de frutos de tomate

Altas producciones y alta calidad en el cultivo de tomate son alcanzados cuando las temperaturas diurnas oscilan entre 27 y 29 ºC y durante la noche 3 estén por arriba de 17 ºC pero no más alto que 22 ºC. Las temperaturas excesivamente altas pueden inducir a una pobre coloración en los frutos los cuales adquieren un color anaranjado en vez de un color rojo intenso. Estas condiciones provocan que el licopeno (que le da el color rojo al fruto de tomate) no se desarrolle en forma normal.

Imagen 2Decoloración de tomate causada por temperaturas altas.

El agrietado de los frutos

El agrietado en frutos de tomate se describe como hendiduras concéntricas y radiales, ambas son causadas debido a riegos inconsistentes (demasiada agua seguida de poca agua), crecimiento acelerado en un corto tiempo acompañado de altas temperaturas y humedad o una gran diferencia de la temperatura del día y la noche. Las hendiduras radiales se desarrollan a partir de la base del fruto mientras que las concéntricas dejan marcas en círculo rodeando los hombros.  

Imagen 3. Agrietado de frutos en tomate (Cracking)

Rajado del fruto

El rajado del fruto en tomate no es lo mismo que el agrietado (hendiduras concéntricas y radiales) como se describió anteriormente. Cuando el fruto es expuesto a temperaturas muy altas, el fruto tiene una tendencia a que su piel se parta como resultado de un estrés debido a la alta temperatura. Este tipo de desorden generalmente es vertical. Las causas que provocan el rajado del fruto son: un rápido desarrollo del fruto, riegos muy frecuentes o sobre fertilización.

En el interior de un invernadero, los factores climáticos afectan de diferente manera sobre el cultivo, de modo que los podemos controlar incidiendo en distintos puntos.

Imagen 4. Rajado de fruto en tomate (generalmente es vertical)

Los requerimientos de desarrollo del tomate son:

  • La temperatura de desarrollo se sitúa en 23 °C durante el día y entre 13-17 °C durante la noche.
    • La temperatura durante el día oscila entre 22 y 24 °C y varía en función de cada una de sus etapas fenológicas, para germinación requiere de 25 °C, en crecimiento 20 °C, en floración 24 °C, en fluctuación requiere 25 °C y en maduración requiere 22 °C.
  • La humedad relativa oscila entre un 60 y 80 %.

En Proain Tecnología Agrícola nos dedicamos a ofrecerle los mejores equipos de monitoreo, que le ayudan a controlar su clima y riego dentro del invernadero.

MICRO ESTACIÓN WATCHDOG 1650 4 PUERTOS EXTERNOS 3688WD1

Bibliografía

FIRA Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura. (Mayo de 2017). Tomate Rojo 2017. México.

Jonathan Baltazar Aguilar, D. E. (Mayo de 2014). Tesis: Diseño e implementación de un dispositivo digital para el control de la temperatura de un invernadero de tomate. D.F, México.

Zamora, M. E. (Agosto de 2016). Algunas Fisiopatías de Frutos, Tallos y Hojas en Cultivos Protegidos . Hermosillo, Sonora, Mexico.

ClimaHortalizasNutrición vegetal