PRINCIPALES ENFERMEDADES EN LA PRODUCCIÓN DE PEPINO

El pepino es originario de las regiones tropicales del sur de Asia, siendo cultivado en la India desde hace más de 3000 años. Pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, cuyo nombre científico es Cucumis sativus. Es una planta herbácea anual. Su sistema radicular es muy potente, dada la gran productividad.

El cultivo del pepino es muy importante, ya que tiene un elevado índice de consumo, pues sirve de alimento tanto en fresco como industrializado. El cultivo de esta hortaliza es estable en cuanto a superficie cultivada (entre los 7000-8000 ha), pero la producción y exportación aumentan.

El ambiente controlado de un invernadero provee un ambiente que no es posible conseguir bajo condiciones de campo abierto. Muchos factores que afectan el desarrollo de las plantas, tales como la fertilidad del suelo y humedad disponible son fácilmente ajustados para lograr plantas vigorosas y sanas. Así mismo, el invernadero también provee condiciones ideales para la dispersión de algunas enfermedades e insectos, haciendo que control de estos sea una parte fundamental de la producción rentable, hay otras consideraciones que demandan atención, como son la producción de vegetales inocuos, proveer protección a los trabajadores y evitar la contaminación ambiental por el uso de plaguicidas.

Requerimientos agroclimáticos del pepino

Temperatura

Esta especie es menor exigente en calor que el melón, pero más que la calabacita. Las temperaturas que durante el día oscilan entre 20°C y 30°C apenas tienen incidencia sobre la producción, aunque a mayor temperatura durante el día, hasta 25°C, mayor es la producción precoz.

Por encima de los 30°C se observan desequilibrios en las plantas que afectan directamente a los procesos de fotosíntesis y respiración y temperaturas nocturnas iguales o inferiores a 17°C ocasionan malformaciones en hojas y frutos. El umbral crítico nocturno es de 12°C y a 1°C se produce la helada de la planta.

Etapa de desarrollo

Temperatura °C

Diurna

Nocturna

Germinación

27

27

Formación de la planta

21

19

Desarrollo del fruto

19

16

 

Humedad

La planta tiene elevados requerimientos de humedad, debido a su gran superficie foliar, siendo la humedad relativa óptima durante el día del 60-70% y durante la noche del 70-90%. Sin embargo, los excesos de humedad durante el día pueden reducir la producción, al disminuir la transpiración y en consecuencia la fotosíntesis, aunque esta situación no es frecuente. Para humedades superiores al 90% y con atmósfera saturada de vapor de agua, las condensaciones sobre el cultivo o el goteo procedente de la cubierta, pueden originar enfermedades fúngicas.

Principales enfermedades

Existen enfermedades que pueden atacar a las plantas que estamos cultivando. Éstas se caracterizan por ser de origen infeccioso (bióticos o vivos) y no infeccioso (abióticos o no vivos). Los agentes infecciosos son causados por bacterias, hongos, micoplasmas, nematodos y virus; mientras que los agentes no infecciosos provienen de desbalances nutricionales, estrés ambiental y toxicidad química (causada por plaguicidas y contaminantes del aire).

Para que una enfermedad se desarrolle en una planta, deben estar presentes varias condiciones: una planta susceptible, un organismo patogénico, un buen mecanismo de distribución del organismo y un ambiente apropiado para que exista.

Imagen 1. Triángulo de las enfermedades fitopatología

“Ceniza” u oídio de las cucurbitáceas (Sphaerotheca fuliginea)

Los síntomas que se observan son manchas pulverulentas de color blanco en la superficie de las hojas (haz y envés) que van cubriendo todo el aparato vegetativo llegando a invadir la hoja entera, también afecta a tallos y pecíolos e incluso frutos en ataques muy fuertes. Las hojas y tallos atacados se vuelven de color amarillento y se secan. Las malas hierbas y otros cultivos de cucurbitáceas, así como restos de cultivos serían las fuentes de inóculo y el viento es el encargado de transportar las esporas y dispersar la enfermedad. Las temperaturas se sitúan en un margen de 10-35ºC, con el óptimo alrededor de 26ºC. La humedad relativa óptima es del 70%.

Imagen 2. Síntoma de Oídio en pepino

Fusariosis vascular del pepino, causada por Fusarium oxysporum f. sp. cucumerinum

Esta enfermedad se manifiesta en todos los estados de desarrollo del pepino incluido la fase de plántula. Al inicio los síntomas se manifiestan en hojas basales que empiezan a marchitarse. También es frecuente el amarillamiento de las hojas, con marchitez y desecación progresiva del limbo. En los vasos se puede apreciar una coloración parda. Los tejidos adyacentes a los mismos se necrosan y se aprecia en el exterior exudados gomosos con tonalidades que oscilan entre rosáceo y rojizo, cuando la enfermedad afecta a todo el sistema vascular le produce la muerte.

Imagen 3. Síntoma de Fusariosis vascular del pepino

Virus de la hoja manchada del pepino: enfermedad causada por el virus Cucumber Leaf Spot Virus (CLSV)

En las hojas de las plantas afectadas por esta enfermedad, se observan manchas cloróticas cuya parte central es de color marrón que se necrosa. A la planta en general le provoca enanismo y retraso en la floración. Su transmisión es por semilla y a través del hongo Olpidium bornovanus.

Imagen 4. Síntoma del virus de la hoja manchada del pepino

Prevención de las enfermedades

Cuando las condiciones son apropiadas, la infección ocurre y el agente causal de la enfermedad se establece. La elección del método apropiado de manejo debe basarse en el conocimiento preciso del patógeno causante de la enfermedad, su ciclo de vida, tiempo de infección, la parte de la planta involucrada, el método de distribución del agente, el pasado, presente y futuro de las condiciones ambientales.

Los principales factores ambientales que causan enfermedades son:

  • Temperatura
  • Humedad relativa
  • Humedad del suelo

Proain tecnología agrícola te ofrece las herramientas desde las más básicas hasta las más especializadas en el monitoreo de las condiciones ambientales en tu producción, que te ayudarán a monitorear las condiciones óptimas para que se presente la enfermedad en tus cultivos.

Monitoreo de Plagas y Enfermedades

ESTACIÓN METEOROLÓGICA WATCHDOG 2900ET

Bibliografía

InfoAgro. (s.f.). InfoAgro. Obtenido de http://www.infoagro.com/documentos/el_cultivo_del_pepino__parte_i_.asp
Javier Z. Castellanos. (2004). Manual de producción hortícola en invernadero. Celaya, Guanajuato, México: Intagri.
Julio César Tello Marquina, F. C. (2010). Organismos para el control de patógenos e los cultivos protegidos. Almería : Fundación Cajamar.
The American Phytopathological Society. (2004 (edición en español)). Plagas y enfermedades de las cucurbitáceas . Ediciones Mundi-Prensa.

ClimaPlagas y enfermedades